. l o I Repertorio. Á77. zer ca7za o sÁllltïfiCtlll13611381 Experts, Inc. NEW YORK En la Oficina del REPERTORIO, frente a las Alcaldías, está la Agen. cia de IOSVALÍÉRICAN PAPER EXPORTS. La asociación de los manufactnreros norteamericanos de papel no es una casa comisionista interpuesta entre los fabricantes y los importadores extranjeros; apenas media para que éstos se entiendancon aquéllos.
Cpmponen la asociación 35 fábricas de papel, las mayores de los Estados Unidos y del mundo.
o o La asociaciónsnministra toda clase y calidad de papelfPor ejemplo: papel bond; papel para libros en blanco, periódicos, revistas y libros; papel para envolver, para copias, sobres, papel manila, carbón,, de seda, pergamino. secante; papel para forros; cartones, cartulinas, etc. Las muestras de estos papeles y los precios, están a la disposición de nuestros importadores en la Oficina del RÉPERTORIO.
adoptado los caminos más rnidosos y triunfales que en ocasiones favorecela religión. Socorredlos, peregrinos. Pensad en vuestros hijos, mofietudos y rosados, con las manecitas y las mejit llas primorosamente enibadnrnadas de pamela y de naranja; recordad sus alegreskjuegbasus gritos, sus pasos vacilantes. En nombre de ellos, por la dichay por el bien de e llos, socorred, peregrinos, a los niños pobres de la ciudad. Advertiréis en las calles, a horas muy avanzadas de la noche. nando regreséis a la pobre y remota fonda después de visitar en su domicilio provisional a la milagrosa imagen de Chiquiquirá. automóviles y coches que en medio de un ruido infernal de timbres y bocinas, avanzan tripulados.
por iiiozalbetes ebrios y muchachas talvez demasiado comnnícativass Dentro de los carruajes chocan las copas y los labios, y por encima de ellos pasa tnmnltuosa ylasciva una canción bohemía. La, luz blanca dela luna mostrará I l a vuestros OJOS, pacificados por la V1»
sión eglógica de trigos y barbechos, el desfile inquietantede parejas que se estrechan con manifiesta imprudencia, y os dejará ver también las muecas del deseo desesperado y la crispatura de, pasiones tenebrosamentte intensas. No anateniaticéis estas debilidades inherentes a las criaturas, ni apartéis la cara con horror y escándalo de, estas. bulliciosas expansiones que no son sino la floración espontánea, irresponsable, de la ivida. Gnardáos de llevar a vues.
tros tranquilos hogares la falsa nueva de que conocisteisuna ciudad entregada por sistema al pecado y muy 1ejos del santo temor de Dios; No. La alegria el vino y el amor, son dones de la divina Providencia, de los cuales suele abusar el hombre, pero que no han perdido el sello de su origen ce4 lestial. Lo que contraria el plan dela Naturaleza y los designios del Creaa dor. es el tedio estéril que envuelve a vuestra provincia; es el hastío snicida que corroe los entusiasmos, ani. quila las iniciativas y convierte al hombre en unaaplanta parásita y sin lozania, Aprended a reír, a amar y a embriagarosdiscretamentemeregrinos. Veréis edificaciones suntuosas y bellas, que lanzan en. unalarde infantil sus torres a bañarse en el azul de las nubes. Veréis, al lado de avenidas que parecen destripadas por el estallido de.
ummillón de obnses, calles vpulcramente pavimentadas por las cuales ser llega a los jardines públicos, a las plalos abuelos santafereíios. No es cierto queiasí se vive mejor, más digna y seguramente, que en la miseria lúgubre de las chozas o en la húmeda penumbra de ciertas casas aldeanas? Llevad y difundíd esa enseñanza, peregrinos.
Nada de lo que admiraréjs os pro. diicirá pasmo tan inandito como la iluminación magna» de la Catedral.
Esa bóveda rutilante, esas policromas columnas de fuego, ese deslumbrarniento fantástico que os hará Ípensar en la lámpara de Adalino y en todos los prodigios de las mil y una noches, todo eso esIa. obra incomprensible y maravillosa de la luz; La luz, peregrinos, es el aliado de la moral, del aseo, de la honestidad; del cristianismo ver dadero. Mientras no haya luz en cada uno de los pneblosdonde nacisteis, será difícil que hablemos el mismo idioma y tengamos parecidas costumbresÍDifnndid a vuestro regreso la luz, como lo hizo el Apóstol, y vuestro. viaje será más útil delante de Dios y de los hombres. f Y, por fin. peregrinos, perdonad a esta ciudad gentil, si no recibe a sus con visitantes como lo merecen. No hubo, os lo aseguro, intención de molestaros. Si los tranvías os pusieron en algún trance apurado, si dañastéis la ropa nueva. con la pintura fresca de una tienda, si se os extravió algún insignificante dinerillo, la ciudad es inocente. Reflexionad serenamente y hallaréis en el fondo de vuestra conciencia purificada, qne vuestra impresión y vuestro envidiable candoriiueron las causas de aquellas contrariedades.
No estará fuera de sitio, con el saludo, la consiguiente despedida. Adiós. Puede ser que al partir nos dejeis la virnela o eltifo. No importa. Los co. nacemos demasiada Nos dejais en cambio el recuerdo pintoresco e imbor Ïrrable de vuestro fervor, de vuestra ingenuidad y de vuestros trajes. No olvídeisel camino. ARinANDo SOLANO (El Gras rav, Bogotá, ÏFATUAI ¿A la orilla del mar, sentado a. solas sumido en monacal recogimiento. trajo ai mi oido el apagado viento ecos de moribuntlas barcarolas. i v. a Las estrellas abrían sus corolas en. el profundo azuldel firmamento.
Calló el mar, y en mi propio pensamiento se despertaron las dorniidas olas. fué la tempestad. Túrbirlo oleaje fué sacando a 1a playa los despojos de tanta nave que encalló en el viaje.
zas decoradas con gusto, a los tem. plos construidos por la maciza fe de ¡Vi un cieloifuneraL un agua inerte y una sirena de volubles ojos en. la negra escollcra de la Muerte. DE MAS ALLA Laftarde, con su clara transparencia, ha venido al cristal de mi ventana y me mira con ojos de inocencia. como niíran los OjOS de una hermana. Hora crepnscnlar de confidencia, tú tienes unaïvoz que es voz humana, y aunque habla más allá de la existencia siempre se escucha al corazón cercana.
En tu silencio evocador yo siento paso de almas que en ini torno yerra; llena nií estancia iniperceptible aliento. va llegando hasta la puerta en sombra visión doliente que mis ojos cierra y con canto familiar nie nombra. RAFAEL Eli um (Cromos, Bogotá. Febrero de mio. Ud. necesita de mis servicios como ABÓS GADO. búsqucme en la oficina del Lic. don Carlos Brenes Ortiz. i Apartado deïCorreos 10 sm JOSÉ.
ROMULO Tovïm r Este documento es propiedad de la Biblioteca electronica Scriptorium de la Universidad Nacional, Costa Rica.
23. 1, s de julio de 1919.