Ó. grs. 219 us nur. opa postear iPUnLIcADo» DEC. , 5 y Í i ¡San jesús. sruusfzïïïigïïïuufihïï v1F. PC n. o rare ZUE ÉETIELIBRE Diï T1919 N Clik, Enrroruts. n. L. A. a. SUMARIO. o ¿Vo nos ¡ingenuos ilusiones. Por 1363104 TovAR. Talle, Lage! Por Gosravo BÉIICHAUD. Salirtación. los peregrinos. Por ARMANDO SOLANO.
Illora y Unanizuzo. Por MIGUEL DE UNAMUNO. Fotnm y De más allá. Por RAFAEL LIAYA. Re1ninz scencz as sobre josé Asnntiózz Silva. Por RESTREPO.
cXenizzs» y la índependmciía de Ámé. fica. Por Glosas sobre tres le. los del e nmin. Por MYRIAM. En el Ceiba. Por JAVIER DE VIANA; Como se GIIÍEÏNÍÜÜ! los Padres a. la gran. Colonzbio. Por ANDRÉS; PA CHECO BIIRANDA. a. Con los Aulorfes y Editores. Ablas J; Dominen os. porta Scrr NDS seilAGAl IOST ïILUSIONES 0 que va a decirse aquí no son sino observaciones inspiradas solamente en un espíritu de reflexión de o. que. son malos, en las instituciones porque son imperfectas; de no tenerla tampoco en el bien, que es eterno, ni en la justicia altagni en los derechos.
de la conciencia humana; de creer que toda ley se hace para beneficio de unos pocos; que el Gobierno es una instítu. ción de favor, y que la patria en ge. neral es el campo propicio al egoísmo.
del ciudadano y al goce pleno de las concupiscencias dela carne. Esto. va trabajando poco apoco a la sociedad, va amenguando sus fuerzas, va da.
ñando su alma, hasta que Vienela ca tástrofe. A, En nuestro caso, muchos seguirán creyendo que la catástrofe fueron los fiefiinoco. Nosotros creemos que la ca. tástrófe fué de la república. Quién ve claro ahora que se han ido los Tinoco. Quién está seguro del porvenir. Quién puede sentarse tranquilo sobre la piedrade su hogarhconfiando en. que la patriá ha mejorado sus. destinos? Mañana las mismas ambiciones, los amis mos desórdenes, los mismos vicios, los mismos errores. Es necesario que un país sufra mucho y se empeño grana los sucesos cumplidos y de. sus conse cuencias probables: sin pretensión de enseñar nada, sin ilusión de querer curar las enfermedades de los otros, sin el ánimo de cobrarle responsabilidades a los demás. Con solo un propó sito; el de pensar en serio en, el gran, mal público, en el que, cual más cual menos, todos tenemos nuestra parte de responsabilidad moral. Porque esto que se llama la tiranía de los Tinoco, no es tal tiranía de los Tinoco. Es sí. una manifestaciónplocuente y dóloro o sa, de todo lo malo que hay en el fOfl?
do de la conciencia costarricense; fué el imperio de todas las fuerzas vi. a ciosas que se agitan en el alma naciola única finalidad de la vida es la cone secuciónfácil de la riqueza; de esta falta de preparación en todos para estimar el dinero adquirido en su propio valor, como un elemento de trabajo; de esta faltade seriedad en el mayor número cuando se trata de las cosas. nal: de esto de creer los hombres que del interéspúblico; del optimismode los que han triunfado, del escepticismo de tantos; de haber perdido la fe en todas las cosas? en los hombres por. inglés no es líberlizdn.
demente para quepueda ponerse en el. no gobiernan los papeles, sino. los, hombres. Tonto valen los goberï nantes, anto valen SMS práclicas ¿olíficas. Colecciones de leyes, no «zlajan desc items. Los lzoiarxdeses no (ftfien den sus tierras bajas de lujuria del mar con díqzzes de cartón, sino de a piedra y arganmsa bidrázzlica, La abnegacióniy la rec fino? de los ainda;Ï planos es la píeríra con que se consíruyen los diques fiolítíros, para defienscz de las libgghzdes; y el consenso de todos. en el propósito (le buen gobierno, la argamasa que las psZri ica en bloqne indeslrizolz ble; Lai (OÍZSÍÍÍIICÏÓAÉ wnás arzlzzgazzeies la inglsa; dom de siglos, y, sin enzbargo, entre todos los pneblos, es el inglés el que goza de líber. tad vmyor y axzás motivar deznocracia. Si! inslnuzzenfo cotzslílzzciozzal es nzalo. losco; pero str¡nancyïoodtnzíruble. Don josé de ¡alice y Caballero lo dúo lzace años de años: cliberlad que no ¡tabla RICARDO JIMÉNEZ Ex Fresidente de Costa Rica. El Rmacívníznlo. Cartago. a3 de agostoide.
x919. e. Este docuimebto es propiedad de la Biblioteca electronica Scriptorium de la Universidad Nacional, Costa Rica camino de la raziónziylfi si no tha culti vado los hábitosde laïvírtud, y si no posee fuerzas para salvarse, qué empresa la de evitar una suprema caída, la caída en la, servidumbre de los pueblos.
fuertes y educadores. No es cosa del otrb dia esto de cambiar de espíritu, de corregir un país sus enormes faltas, de reparar en un instante el mal hecho. Por eso nos conmueve la actitud de los que green que fomentando el odio contra los Tinoco trabajan el bien de ¿la nacióm de los que creen que puedan librarse de sus responsabilidades mostrándoseíngratos con los Tinoco. de quienes obtuvieron favor en algún tiempo; de negar al amigo con impudis cia y de no querer aceptar las responsabilidades de ellos, cuando en sns épocas de gloria ozaron de su libera!
lidad yles ayudaron a sostenerse en el poder y aumafirmarseen él. no es sino porque creemos que no se debe contribuir a desorientar la opinión pús blícaaentreteniéndola en una obra de inquina estéril, de odio infecundo, no llevándola a la contemplación y consideración de los Ïyerdaderos problemas que afectan hoy y siempre los intereses íntimos y profundos de su vida. no es que querramos suavizar la indignación justa que provoca el des potismo caído. o que hicieron esas gentes fué torpe e inhumano. y sino por esto, que es bastante, por el solo hecho de pretender gobernar a un país con un olvido soberbio de los princi pios más comunes del humano derecho, siempre habrían sido odiosas. El despotismo no tienejustificación algu. naï, no tanto por el mal que hace, no tanto por el desorden en que vive, no tanto por sus idílapidaciones, todo lo cual puede ser pasajero; sino porque debilita la conciencia del hombre, por que mal acostumbra al ciudadano; por que haceiperdier la fe en el bien.
El tirano es lo de menos. La tiranía es el gran peligro. cuando se ha ido el tirano, cualquiera que éste sea. quién dice que el alma nacional se ha librado de todas sus debilidades, de todos stís desatinos, del desenfreno de sus pasiones y del desmayode sus energías que hicieron posible al tirano?
La caída del Presidente González Flores fué celebrada por la gran mayoría de la nación. La caída del Presidente Tinoco ha sido celebrada por a gran mayoría de la nación, No es esto extraño; lo más común es que los ar