Archivo rebelde fr
24 1992 03 spartacist 62
24 1992 03 spartacist 62 black white

MAP 1992 a someterse o de lo contrario serán borrados del mapa una. nueva era de barbarismo. construida sobre la supremacía. tecnológica y el afán de dominación mundial de los Estados Unidos. soviética al cierre de la base naval norteamericana de Guanestá dispuesta a contribuir en encontrar acuerdos políticos negociados a conflictos regionales como en Angola, donde las tropas cu. as han sido retiradas después de 15 años de luchar contra el ejército del apartheid sudafricano la declaración jura: Cuba jamás accederá a ser entregada o vendida a los Estados Unidos. Jamás retomará a la esclavitud, y luchará hasta la muerte para resistir esto. eP ro en su empeño por cerrar las, el régimen de Castro ha adoptado una mentalidad, de bunker. Un símbolo del. asesinato judicial del general Arnaldo Ochoa y sus com pañeros en 1989, casados de narcotráfico en un juicio de el general Ochoa. 55 de este número. Esta farsa causó un daño enorme a la moral revolucionaria, socavando grave ente la defensa de Cuba. Comparada con la mayoría de los regímenes estalinistas, Cuba de Castro, bajo la, amenaza directa de los cañones alismo mediante el apoyo a luchas guerrilleras, enviando medicos y maestros de escuela a la Nicaragua sandinista, Además de los más de 400. 000 hombres y mujeres banos que pelearon y enseñaron en Angola, se informa. que un número diez veces mayor se alistaron como volun tarios para ir. Como resultado de esto, los llamamientos ternacionalistas tienen verdadera resonancia en Cuba.
Pero los varios esfuerzos intemacinnales de Castro (algunos. de ellos no tan respetables, como su apoyo ai sangriento arégimen de Mengistu en Etiopía) han estado siempre suHordinados a la estrategia de buscar la coexistencia pacica con el imperialismo y las burguesías regionales. La Revolución Cubana inspiró a una generación de jó¡ americanos nue o izquierdistas viajaron a Cuba a cenar. caña en las Brigadas Venceremos. Cuando Fidel Castro vino. al Hotel Teresa en Harlem en 1960, la comunidad negra salió a saludarlo. Robert Williams recibió refugio en Cuba cuando era perseguido por organizar la defensa armada de los negros contra el terror racista en Carolina del Norte. Assata Shakur, ex militante del Partido Pantera Negra encontró igualmente asilo político en Cuba. Pero el régimen de Castro no siguió una estrategia internacionalista que promoviera la revolución en el corazón del imperialismo.
Karl Marx señalaba hace un siglo y medio que a menos que la sociedad comunista englobara las naciones industrializadas más avanzadas, un estado obrero aislado estaría condenado a la escasez generalizada la colectivización A,. Si la política nacionalista del socialismo. en un solo país (una autojustificación por la burocracia. de Stalin para prbteg ér sus privilegios mediante su renun cia a la revolución mundial) condujo a la bancarrota a la Unión Soviética; como León Trotsky advirtió que ocurriría, cuanto más absurdo es pensar que Cuba pueda por si sola construir el socialismo en una sola isla en las fauces de la vez que trata en vano de ivncular el retiro de? la brigada tánamo (en la región orie ntal de Cuba. y dice que Cuba endurecimiento del control burocrático fue el proceso y yanquis, ha tratado de contrarrestar la presión del impe venes radicalizados por todo el continente. Jóvenes norte. es pectáculo reminiscente de los infames Procesos de Moscú e los años 30 (ver. Purga estalinista en Cuba; La ejecución J 63 La retórica antiimperialista y el atrirº ºeramiento no son suficientes para defender el estado obrero deformado cubano contra el zarpazo imperialista ya sea éste un embargo más estricto, un bloqueo naval o una invasión. Hoy urge imperiosamente que todos aquéllos que nos oponemos al imperialismo montemos una defensa internacional de Cuba.
mediante la lucha revolucionaria. uestros paises.
Democracia obrera. fender a Cuba La Spartacist League desde su origen como tendencia llamó por la defensa del estado obrero deformado cubano luchando al mismo tiempo por la democracia obrera revo lucionaria en oposición al estrecho dominio burocrático del. régimen estalinista de Castro. El primer número de Sparr tacisr (edición en inglés, febrero marzo de 1964) declaraba. Defender la Revolución Cubana! Aun desde antes, cuando éramos la Tendencia Revolucionaria (TR) dentro del Sºcial ist Workers Party, luchamos contra la dirección del SWF. resolución a la convención de 1963 del SWP su. supresión de los derechos democráticos de los obreros y por sus alabanzas al régimen de Castro, a quien cáliñcaban de trotskista mconsciente. La TR presentó un oyecto de. campesinos cubanos por parte de Castro, la imp o ¡ción de. la proclamación del sistema de partido único, así como re incondicionales estalinistas sobre el movimiento. sindical y marcando los enormes logros Sociales y económicos de la revolución. Por eso los trotskistas mi a la vez s que mas combativa e incondicionalmente defienden contra el imperialismo tanto la Revolución Cubana como el estado obrero deformado surgido de ella. Pero los trotskistas no pueden otorgar con fianza ni apoyo político, por muy crítico que sea, a un régimen hostil. los más elementales principios y práctin as ue la democracia nhrpra, annnue nuestro enfoque táctico ¿inem de: que danamos a una casta burocrática endurecída. a se ha e;rdurecido considerablemente. como se manifestó últimamente en el caso Ochoa. Una revolución política pro letaria es necesaria parareempiazar el estrecho régimen de la élite castrista con una profunda democracia obrera en defensa de la revolución. Millones de cubanos están, con razón. orgullosos de su revolución y gritan con ardor socialismo o muerte. Castro no se mantiene en el poder mediante la represión sangrienta, pero como dijo a la revista Time (12 de agosto) un joven estudiante trabajando durante dos semanas como voluntario en el campo, Necesitamos un cambio, pero dentro de nuestro sistema. Necesitamos hablar sobre nuestros errores y encontrar soluciones dentro del socialismo. El reportero señalaba, estos no son individuos a quienes les hayan la vado el cerebro; realmente les importan las conquistas de la revolución. La democracia obrera auténtica no solamente movilizaría a las masas cubanas en defensa de sus conquistas revolucionarias, sino que es un requisito indispensable para admi nistrar eficazmente una economía planificada. La mejor defensa de Cuba son revoluciones obreras desde EE. UU. hasta México y en todo Centro y Sudamérica. Nosotros tratamos de movilizar al movimiento obrero contra el bloqueo económico imperialista de Cuba, para exigir que EE. UU. salga de Guantánamo, para defender la Revolución Cubana. EE. UU. manos fuera de Cuba. Por partidos trotskistas para luchar por la revolución socialista por todas las Américas.