Archivo rebelde fr
29 1998 08 spartacist 47
29 1998 08 spartacist 47 black white

SPARTACISTÍ policía del apartheid. masas de los antiguos paises coloniales. Ni la liberación. nacional ni la revolución agraria son posibles dentro de los confines del sistema capitalista. Sólo una revolución socialista con el proletariado a su cabeza, puede empezar a libe rar a la clase obrera, al campesinado y a todos los oprimidos.
particularmente a las mujeres. La lucha por el poder proletario en los paises atrasados debe ligarse a la perspectiva de la revolución obrera en los centros imperialistas.
Bajo el dominio británico, las leyes tribales de Sudáfrica fueron codificadas para satisfacer la necesidad de los administradores coloniales de controlar a la población para poder seguir cosechando las ganancias sin problemas. Bajo el apartheid, los jefes tribales como Mangosuthu Buthelezi del Inkatha basado en la etnia zulú partido de los jefes tribales que siguen manteniendo su influencia en las viejas áreas rurales. fueron preparados para servir como colabºradores y agentes del régimen racista. Hoy, Mandela sigue conciliando a Buthelezi y Goodwill Zwelithini. que son considerados monarcas constitucionales en la nueva nación. De hecho la ley del aborto fue demorada por un año para no ofender al Inkatha. que se opone al abono. Desde su fundación en 1912, el CNA ha tenido siempre Rand Daily Mail Las mujeres jugaron un papel herolco durante las luchas contra el apartheid: protesta en Johannesburgo contra las leyes de pase en 1957 (arriba. manitestaclón de mujeres en Cato Manor cerca de Durban en 1959 es atacada sangulnarlamente por la socialista mientras estuvo en la oposición frica tiene intereses comunes que son más eleva?
dos que las divisiones de clase. En la nueva Sudáfrica, la pequeña clase dominante blanca sigue poseyendo el 87 por ciento de la tierra y el 90 por ciento de la riqueza productiva. el CNA está comprometido a mantener el statu quo capi la superexplotación del trabajador negro. Parla Ilberaclón de la mujer mediante la revoluclón soclallsta. productivas constituyen el esqueleto. la estructura económica de la sociedad. Todas las relaciones legales, políticas. religiosas y culturales son opresión de clase constituido por la policía, los titución de la familia, una unidad económica y social que es, junto con la religión organizada, uno de los bastiones de la reacción social. Las nueva generación de trabajadores explotados. Lejos de aliviar en algo la condición de la mujer, la introducción del capitalismo por los res, que es también un ejemplo de una antigua costumbre bárbara un remanente de una cultura de agricultura y esclavismo que fue reforzada por el capitalismo del apartheid. El proceso de inculcar estas costumbres comienza temprano: las niñas.
son secuestradas a corta edad y son retenidas porla fuerza en las llamadas escuelas rituales. donde mujeres mayores las instruyen en la total subordinación al hombre y en cómo. ser transmisoras de la cultura tradicional a la próxima generación. Los hombres compran esposas. que frecuentemente no. son más que niñas pagando tradicionalmente con ganado y ahora normalmente con efectivo. Cuando la esposa tiene niños, estos también se convierten en propiedad del hombre: promoviendo la falsa ideología de que toda la gente que vive dentro de las fronteras de Sudá talista, cuya base siempre ha sido y sigue siendo Como marxistas, entendemos que las fuerzas aspectos de la superestmctura que descansa sobre las fuerzas productivas. La explotación capitalista está reforzada por el estado; un órgano de tribunales, las prisiones y el ejército. Las mujeres son especialmente oprimidas mediante la insmujeres obreras y pobres son las esclavas de los esclavos y sirven al propósito de procrear una imperialistas condujo a la perpetuación y el reforzamiento de los aspectos más retrógrados de la cultura tribal: por ejemplo, el Zabala o pre. cio de novia. El sistema ha reforzado la poligamia, una institución de esclavitud para las mojede manera que la mujer pierde a sus hijos si lo deja. Este sistema en el que la mujer es un apéndice totalmente subºrdinado al hombre trabajador conviene a los propie4 tarios modernos de minas y fábricas. al poner a las mujeres con salarios bajos contra sus hermanos de clase. el capitalismo moderno busca minar los logros salariales conseguidos mediante luchas sindicales. Esto incita la hosti lidad contra la mujer trabajadora. No es sºrprendente que la violación y otras formas de violencia contra la mujer estén. ampliamente extendidas hoy en Sudáfrica. El destino de las mujeres y de su lucha por la completa. emancipación está enlazado a la lucha de clase del proletaun programa nacionalista aunque con una retórica más. riado contra el capitalismo. Nosotros luchamos por acabar