Archivo rebelde fr
01 18 09 1910 04
01 18 09 1910 04 black white

2 GER. nnnx. Hay en Costa Rica un grupo numeroso, brillante y homogéneo, al cual debe ella su progreso: cultura y su belleza material. Es la agrupación que levantó el Hospital de San Juan de Dios, el Teatro Nacional, la Iglesia de la Merced, y la que llene al Presidente en umi casa modesta y las locas en un palacio. Hélo equl: Es la Prensa que lucha, el Ejército que nos guarda, el Magisterio que se sacrifica, la Juventud que. va al Liceo y los campos de sport; son las muchachas que ponen notas frescas y alegres en nueslros festivales;y asi mismo son ios obreros, y son las gentes sencillas y sanas de lasprovincias, las que hay que defender contra los resablos vicios del caeiquisrno, contra el ¡abuso del alto empleado público, contra la arbitrariedad del agente de policía.
Es. ellos. quienes nos dirigimos, y también el Supremo Gobierno, que con prudencia. tino, y sin vacilaciones, nos va empujando poco poco hacia adelante Oidlo bien. para ellos. y sólo para e lo abre hay GER NAL sus páginas. Ojalá que al caer deje (ras si algunas retoños 1Qzanos, algunos srbulirosl robus tos, producto tardía de eso simien e, que, como la parábola del monle, no cayó sobre pedruzces calcinados ni sobre el polvo de los camino. Tenemos el firme propósito de que en nuestra Revista no aparézcáu unnca retratos de señoritas del High Life. pum obligarias compraria, ni mucho menos anuncios. Lo prlmera, daba buen. resullado en otros tiempos, pero hoy está vulgarizado con lama publicación báram; lu otro, ml vez nos veamos obligodos. soeorrerlo, si nuestra obra no es simpática al público, si, contra lo que nosotros esperamos, no tiene una acogida cariñosa en todos los hogares costarricenses; pero si GERM1NAI. siquiera de para sus gastos no vemos necesidad de entorpecer sus páginas con avisos comerciales ni con adulncia nes ridículas. l. Nu dos :ucerreremos dentro de la Tunis ebúriica de un egoismo olimpica. no! En nuestra Revista hallarán acogida todos los luchadores nuevos, rudos los cerebros que empiezan ¿pensar. Aunque sus ensayos sean imperfectas, Para ellos dedicaremºs una sección especiel. lei Nos forjamcs la ilusión de que nuestra erí1prcsces fácil: No tenemos mio que seguir por las huellas bien marcadas y precisas que nos ha deíado Ariel.
Esa lindo revista nos ha probado una vez más, de cómo entre nosotros se pue de hacer literatura buena y sana; de cómo se pueden perseguir, sin debilida des y sin complacencies, ideales altos, nobles y grandes; de cómo se puede realizar sin esfuerzo aquella máxima del viejo Horacio: enseñar deleitando.
Oinlá que. corno Ariel. GERM1NAL no se aparte nunca de in ruta que se ha trazado desde hoy; ojalá, que ella deíe también al cruzar bnjo el cielo azul de Costa Rica de esla patria tan buena y tan queridafalgn comoqu exhalación fulgurante. perfumade de rosas. CÁM1LO Cuuz SAi¿T DS. f3s» 1.