Archivo rebelde fr
01 18 09 1910 08
01 18 09 1910 08 black white

via GERMINAL De Dualídades heróieals Agarena, la dulce, la sin par Agnrena, tiene tristes los ojos y marchita la baca. ha trocado los naipes, y el cuerno, y la loca baratlln, por una crucecita muy buena.
Trenzó una danza alegre sobre la parda arena que el sol de los desiertos con su impieclad sofoca. y fué sobre un camello que al sortilegio invoca hacia un convento donde crucifiear su pena.
Hoy tortura sus Carnes con un duro cilicio. y va su triste vida, suplicio tras suplicio, en el convento donde sacrifica su pena; pero en las noches blancas sueña baile de ós os, panderos, y canciones. dátiles sabrosos. Agnrenn, la dulce, la sin par Agar ena.
MANUEL CERVERA Pepilla Sanmartín. Para la espiritual Flor Da! f:a Tin! Tin! Tinl Siete más siguieron, y el viejó reloj mural, indiferentemente, como guardián del Tiempo, continuó con su tie ne isócrono. En la Escuela, como movidas por una descarga eléctrica, las niñas se pusieron de pie; sus rostros. resplandecían de alegría, abandonáron precipitadamente sus bancos y el desfile empezó. Ya en la puerta, como una colmena la que se hace un agujero, las niñas se fraccionaron en todas direcciones. conversando como cotorríms; aquí una que salta, allá una que al tropezar llora; aquella mandé un zapote, la de más allá insinúa una picardía. La melancolia no ha tocado esas almas, no ha desliorado aún esos capullosl.
Tras éllas, va Pepepilla Sanmartín, una delas maestras de la escuela; viste sencillamente, pero con elegancia; es morena, de o¡ns grandes y negros; boquita roja inverosímil de puro