Archivo rebelde fr
01 18 09 1910 12
01 18 09 1910 12 black white

lo GER NAL Sigamos nue5 tra ruta de amor y de letargo,. dejemos al idiota, dejemos al burgués: que arra5tren sus pasiones, que beben vino amargo ñuetuando eternamente entre lo qu es y no es!
No hagamos nunca gala de torpe hipocresia, busquemos las claras, las copas y el placer; en tanto que critican los goces de in orgia aquellos que no saben besar una mujer!
Amemos y bebemos en locas bnconales que no vuelven las horas que plácidas se van. Roguemos por las almas ilusos y banuleá de? sé res infelices que sólo buscan pan. Romano Gánntcoscuen Teatro Nacional EL ADVERSARIO.
Con es te excelente y delicado drama de Capua y Areue, se estrenó la Compañia cómico dramática de Evangelina Adams el domingo ll de los corrientes. No sabemos que nos impresionó más gratamente, si las recitnciones del señor ambrina, que precedieron al drama, si éste 35 su interpretat:iñn, que juzgamos supertur.
lmparcialmente, creemos que los señores Brava. Jambrina, la señora Adams y la actriz de carácter, son algo más que buenos actores.
Hshlemos ahora un poco de EL ADVER5ARm; que es sólo le segunda vez que se da en esta capital. Es un drama enteramente nuevo, de honda psicología, de una gran enseñanza y de. utilidad palpitante. Hay en el ese realismo vívi da que han llevado al teatro dramaturgos como lb. en, Sa rdou, Bourget, Dicenta, Guimerá etc. Es un drama completamente humano. EI protagonista (Mauricio Dnrlay) es uno de esos caracteres únicos. Mnriana, su esposa, joven inteligente, pero mujer ¡rlynln, estrachaba relaciones con Julia Eeautrio, con una mujer intrigante y fa st. de esas que reciben en su salón una vez por semana, que tienen palet: en la ópera, amante y un marido imbécil y Diputado. Esta con habilidad conveneei Mariana de que su marido es un negligente, y que está incapacitado pura hnt::r ruido en el mundo y conquistar la gloria.
Efectivamente, Darlay, no quiere hacerse cargo de la defensl de un célebre Banquero, nntiguo eondiselpuln suyo, que se ve envuelto en un proceso y es detenido. Esta negativa, ábilmeme explotada, viene si confirmar la tibieza