Archivo rebelde fr
02 01 1944 1
02 01 1944 1 black white

funencrou PABLO torrerei. onnmon N. Gaceta Mensual. Añº 29 de los Aragoneses en México. México, Enero de 1944. Editor: Juari Vicens de la Llave a.
Director: José Ramon Árana. Por Manuel Sánchez Sarto. En el intervalo entre el Primero segundo números de Aragón. ha tenido CQÓC eli cnt º. miº la pºr Íer lºs ºrº. ºl ¡foto (lº iº 3º 3 . tcstmos ¡mitico y economicos de Aragon luces. fue un menear rnstgne. hll.
lugar un acontec¡mienio trascendenial: la asamblea de constitución de la Peña Ara en Espana ser. llCi3.(l05 a los aragoneses. ocafuertc. Encargado de New:»cio: dr. ru gonésa Joaquín Costa. de que Aragón es ói gano. En esa asamblea. iras de rlnrentras estos s1gnn olr1dnnd o qne Aragon país ante li. Británica, ;n ien zanínis. u. moluna 1nduda ble tradrcron de tuerza y Langa. irguellesparaqne estr1inc5e cord¡al drscusrón. se acordaron los prmcrpros básrcos de la Pena. que en otro lugar prestlglo hasta prtncipios del siglo XIX y mentos de Hacienda. un cof. par:oza irisde este número se reproducen, que pueden sinietizarse de este modo: Unión de gue nada hay en su geogratm, en sus hom panico. Galero. quien reaiizo en su trr. res y en sus ideas, capaz de anuiarnos la pren ta espanoia de hrederzek Piece. ti. los aragoneses en torno a los ideales que nos son comunes. Exclusión de actos de hora cercana (le cºnstituir una España me. primera edición. en cincr) 4; r t. carácter partidista que puedan dividimos. 101. Al contrario: el mismo temple humano dido iiccronario de ineiemia rn:c itarin Entre los primeros se incluyen ideales de combate. activos y rotundos, de los que no seria lícito desentenderse en estos momentos. La Peña es apasionada ad versaria de todas las formas de fascismo y desea luchar activamente por derrocar la que impera en España.
Se proclamó también fervorósamenie el principio de solidaridad y c00peraci6n con todos los aragoneses. y muy especialmente con los que luchan en nuestra tierra o se ven perseguidos por defender ideales ¿rue son los nuestros.
Para servir esos principios se proclama que el me¡or instrumento es la unión de cuantos los sientan. en esto no hay duda que hemos sabido escuchar el clamor creciente entre los españoles de aqui y de allá y su unánime sentimiento en favor de la unidad. Nuestro denominador comúnes, pues, claro y de sana y fecunda energía. Pero estableció aceriedamente lai iesamblea. que enla Peña no podrá hacerse política partidista que pudiera suscitar discrepancias. La base común es suficieñiemenie amplia para una ieounda ;y valiosa acruación. La Peña noº puede ser política.
sino que es antifascista. Pero tampoco es un partido p, olliico con un programa sobre el que pudieran discrepar las opiniones de sus miembros. sino una fraiernidad de aregoneses de Jrodas las tendencias que se enfrentan. fascismo.
que en el tiempo que hemediado enire la asamblea y la aparición de este número. la ¡usteza de esos principios ha ienido ya una doble ¡usiiiicación. En primer lugar ha podido observarse que la Peña ha adquirido cohesión y iirmeza sumamente. halagiieña; y quelos aragoneses se deséiwuelvan en ella en un ambiente de verdadéracordialídad fraternal. en segundo lugar. cuanto ha ocurrido en el mundos) en nuestra Patria. cuántas noticias leemos en los periódicos. ustifican con mayor iuerze cada dia la legitimidad de nuestro anhelo de unión en. torno a. os ideales indicados.
Se acercan dias difíciles y grandiosos; Deben encontrarnospreparados. podemos afirmar con satisfacción. ii Deirdeimiiitrá¿primerẠraiida, ha oncl. º0i¡ elí Cierzo una y otra ven con su opr ciiradá risa de goifar rte doctorado en umf:e rrirkiaiíercailejeras, trtzyéndonós la no. tic ia que vista al corazón deid uelo, la. que loºfjleeizo de regocijoij de jaspara;nzo, iu qri tº hoce crispar los. niños. o aqneiloque. ºí. poné simj lementé. un hc¡risporroteo trom Í;ro. erífiu puprla esporwla. turjr¿doc ta ya¿cn distirz 5iuir ¿verdades de aporwncms, momias ;yI fantasmoríes de ionibres dc thrc ro. y;ísongre. af. iiiá embargo. hóy frió utili zarrmo mn rúan ida ellas. uedorár ;inéditar por ¿el 1i5riºti ñt0 las ¿íntimos. ídea;r. ºch. areobrso 52i1r0r5. y r¡iajéfbfg¿ldiº ifiltidarionrs. dci. niiit. bie? hón. y. a jriidóif thcijde. rrtiiiio de ui. ººsiitiño ffceráreoa ¿que. lej. ltcgrio t e rrzo r jpdtr o. cr sitfuiirlá eir¿pnfju sha;y ¡en. ng láiiíi:;bºi rniffo rjdel freno. Ar resr. tir iiijófíiwifntidº ¿ºf? iiífífi rffiiffiíiiie:. pttfá25 tt pttstttfº:í que fué la razón última de nuestra grandeza nunca constituiría a expensas de la. miseria a;ena. la. misma revelación del pueblo lla no. que en la lucha contra la invasión nap0l eónictl suplió con creces el desánimo. in meompetencía de las ola ses dirigentes; la sustancia! aportación de sangre y esfuerzos que los obreros y campesinos aragoneses y, con ellos, lo mejor de nuestros intelectuales, que Supieron sentirse pueblo antes que snbios dieron a la lucha contra el franquis mo; la tenaz y fecunda rebelión en que vi ven los lugares y ciudades de nuestro pueblo, contra sus temporales opresores de hoy; el fuego que anima, en cada aragonés, emigra do por la tragedia, todos esos recuerdos, nue sin valor quedarían si no supiéramos valor :trlos con talento para el futuro. todo ello es la prenda mejor de que Aragón tiene.
aún, su pulso recio, y de que, COn genios o sin ellos, haremos nuestra contribución valiosa e inmediata a una española. humana reeu perarron.
Quiero comentar, en este primer artículo.
unos datos ya viejos y olvidados que se re freren nuestro Aragón. La oportunidad es ¿ta más que Justificeda: pertenecen a la obra de un economista español, ilustrísimo, don José Canga Argiicller. Su figura tiene en estos momentos un gran atractivo: como nos otros, tuvo que emigrar de España después de padecer larga prisi6n, por rebelarse con tra el absolutismo iernandino de la ominosa década. Huyó a Londres y aiii como, comente ndo su obra decía la Revue Encyclopédiqu de París, en I826. continuó ha crendo a su patria dos únicos servicios que estaban a su a. icarice. consagrámtole en sus. la Gu erra. con razónl o sin ella algunos años había conrpnesrr. iCangr. irgiielles). en el fondo de la cárcel, en iit ºº le aherrojaron sus servo por ie. a.
Asi México y España ririerrm en aquel so un raro anticipo de esta oirra rie lanznann compenetración que lit. reaiizr. n, cha y profunda, en la lucha por te iiimrzsni.
Aquel grupo de enrie ados de Londres. ir. dr. trabajó no sólo en la agitación pa. riitit;i cons¡nradora, sino en crear lumin t:mentados informes sobre ios. tr. roienias :t ¡nómieos financieros de su pais: prauient: y eficaz manera de mostrar a sus Ci )tttpíti? h tas. perseguidos en España, en. tos ret nf :ia dos en. Londres dedicaban a in rr:m nstrnrción del bienestar perdido ese privii c;ir» de la libertad de pensamiento. ir ifftit t2 giaterru. entonces. les oirerin.
Cangn. Xrgiieiles pudo a;rrnrerirer para su liiut innnrio de ii:1eiunrln ios rn:teníiiros pertorios de nmterial que ir: nir erinn iii iiii11itec: ts de Londres, ruspirú ri :iiiiiiirrztimismo donde vivían los grandes et. o:nintístzts del iiberztlismo inglés. Pero no era iioniiire.
tan sólo, de documentación extranjero. teo ria abstracta; conocia a fondo a. ios ¡lri 3iiri5tas españoles dei siglo XVI y. iii; iaa bin seguido, paso a. peso. lo iormidabie obre in cumental constituida por el Catastro dci mar qués de :la Ensenada, se apoyó en ins lic morins de Lnrrugn en ei lºÍsrnrin de irntos mamzincturns que zu onrpnñnitn e la exposición lrerlrn :t Carlos ei innin de 1791, por el Conde de , urcna. iºn. nir.:rs;is.
el precursor de Madoz en in técnica de oittener, por encuesta directa :tcnti.;nirs par ticulares, la comprobación de los dni os oiiciales. la revelación de otros nneros que venian. rolmnr ¡tignnns inerit;ri irs i;n:nnns de tu incipiente estadis¡irn eniiw:n;nnenizti.
En los roit 1menes del liit iiuiario de ii:. rienda ire recogido algunos d:. tos que. pesar de su irnperíección inerirntriv. son de una positiva elorncncin. paro que sn pinsliridnd se:r mayor. irc creido ci nit rniunte ronirontar las cifras rrl:ttir:ts ¡t :Xr;tgún con tu.
referentes 11 nuestro vecino Cataluña. que.
un ¡tunel entonces. todavia no se ir;tii;iini i;t:t notorittnrentrt distante. n su estructura. rt¡ nómico. como hoy iu está con resp crio ;1 nuestra región.
Aragón no era rn. en. primer rnnrto tir siglo. XlX. tnnrlln pnj;tntc comarca que ¿i ii nes del sigio XY Ittttt ¡mir i; rn;tr. rriltndo por su riqueza lricnestnr iºrnnrcsru tiniei itlrtlini. rmbnj:tdnr de ii im itrin. ttt rrrorri. buena parte ¡iu sp:u rn cu:tndn asistió. t:i Con. nrncíón de ios iiu rirs Católicos: i;t tpitul nrnemies;t ya no ur;t Zitt :l r:031;t. l:i tama tn. como el florentirio l:l ll;tuznlm un su itinerario. Qnednbn. sin rmlr;trg ¡r tines dei siglo XVIII. una muestra hiun rim de to que Aragón fué: de la conirontnri(m ron Cnt:tittñn salia mucho más :urnt;tjgni. que ni pre5i ntc.
Según el Censo del Conde de l, r0u;í rivri¿in en Aragón, sobre un territorio de 233. leguas cundrmlns. 55?, 350 ir:iltit;urtrts. lo que acusa bn unn pol. rinrión de 554. 53 persoinrs por Pese a la págian