Archivo rebelde fr
01 02 08 01 1941 2
01 02 08 01 1941 2 black white

i. de enero de 1941 tierras con una extensión de 23. 088, 595 hs. la planeación y realizacion de los trabajos es Dos. com. r. 401, 70 fbs. e1 gasto total representaría la nización Agraria Ejidal a los organismos enorme suma de 92. 354, 380. No considera a los cuales se encomienden, en relación con mos en la extensión de tierras por fraccio la producción agropecuaria actividades co N M. jº como hasta el mismo año se fraccionaron que correspondan ala Dirección de Orga EJIDAL.
dia ofintroduzean la desorganización. Desgraciadamente, la población rurslfen Merril co carece de cohesión y son fret uentes los tVienc de la página. algunos casos se lian distribuido los terrenos de cultivo de las diferentes clases con acertada equidad. En ciertos ejidos de la inmediaciones de Oaxaca, en esos pequeñísimos pobladas indígenas de losvailcs de Etla, Ejutla y Tlacolula, la mezquina dotación de terrenos de riego estaba becha. dcsde 1931, por surcos. según era eluiunero de hijos varones de aula ejidatario lin el estado de Guerrero, donde. el cultivo de temporal se hace bajo el sistema de año ver. impuesto por las circunstancias, la parcelsciún comprende dos tierras. es decir, dos fraccio nes, situadas a uno, otro lado del poblado, según son localizados los terrenos de cultivo. lin Veracruz, hay importantes extensiones ejidales, plantadas individualmente por los carnpesinos con cafetoís, naranjos. aun plantas florales. como en ese paraíso que es El Fortín. En el Distrito de Riego de abellón, en Aguascalientes, os ejidatarios han plantado, rides frutales realizado el frac, cionamie nto, teniendo en cuenta las uuidu dies de. riego del sistema.
casos en que abundan elementos incapaces, nocivos para, lograr una saludable unificación organización, Los llamados sinarquislas en los últimos años, lasºa ntiguas guardias blancas de los hacendados, muchos de los peones con lealtad de perro para el te rrateniente, se han introducido culos ejidos como elementos disolventes no ha que el vidar a los politiqueros. falsos campesinos que figuran en los censos sólo por obra de audacia o por favoritismos, que usan la tie rra para explotar el trabajo ajeno.
yl ero no es sólo el peligro de introducir el caos, al rehacer legalmente los fracciona mientos efectuados, lo que en el campo del, ejido puede mantener la inseguridad y la desconfianza. Ha v6tras dificultades y otros obstáculos: los que presentan la falta de personal, dinero tiempo para llevar a ca.
lio en el más breve plazo. los trabajos in dispensables en toda la República. Desde que en 1926 fué expedida la Ley del Patrimonio. Parcelario Ejidal, con iguales propósitos que el actual acuerdo, han sido. fraccionzr dos 324 ejidos, formando 122, 859 parcelas con una extensión total de 401, 706 hectáreas, que sólo representan el de la superfi EL FRACCIONAMIENTO, FUENTE DE TRASTORNOS. me el censo agrario, se raiv. in tantos lotes El último Código Agrario, expedido el 23 de septiembre del año que acaba de termi nar, establece las reglas. a que debe sujetarse el fraccionamiento de los ejidos, comencie total de labor dotada, que comprende. el de las tierras de riego. el de las de labor. lina insignificancia, para la labor cundo. señalar en el articulo 31 cl or que significa medir localizar todas las. deniquc ha de seguirse para verificarlos en los siguientes, las bases para dividir las diferentes clases de tierras, de uso común e individual, los derechos de los. diferentes sujetos de derecho agrario, definiendo pro terencias. También establece que cuando la superficie fraccionable sea insuficiente pa ra formar el número de parcelas que reclacomo cconómicmncnte sea posible se eliminar fm beneficiados. siguiendo un orden es tablecido, que no siempre estará de acuerdo con las situaciones ya creadas y los inte reses adquiridos. Al contrario, como estas re glamentaciones son muy posteriores a la eje cución de un gran atunero de resoluciones provisionales definitivas, por fuerza han de afectarse esos intereses y trastornarse las situaciones, despertarse envidias, suscitarse pugnas y rectificaciones, y el deseo de repa rar errorcs o el de consolidar una posesión de privilegios. La confianza, esa tranquilidad que se persigue al asegurar al campesino ejidatario el disfrute de los bienes derivados de su esfuerzo, no va a lograrse, hay que tene:º siempre presente lo que es inevitable: las ar bitrariedades, los despojos que pueden pre sentarse aprovechando el pretexto de la par»
colación, La insuficiencia en un ¿zu an número de dotaciones (en Zacatecas la dotación de terrenos de temporal es. en algunos casos incapaz aun de alimentar un buriol. la di ferente calidad de los terrenos de cultivo tan variable en este país de montañas, ha mantenido condiciones de miseria de. lu Chill inevitables. fatales que han de agndiv zarse al aplicar las disposiciones del Código Agrario.
Por otra parte. este mismo. aligo csta blece que los derechos de propiedad en el ejido prescriben en favor del poseedor quie to pacífico, en dos años (articulo 123 fracción cuando los campesinos del núcleo de población que no lloran figurado en los censos hayan cultivado la tierra eji dal de un modo regular durante dos año o más vcnando, siendo del poblado, la ha van tralnijndo menos de dos años. Sin da da que el legislador. tuvo en cuenta las situaciones creadas, los. derechos adquirido por muchos campesinos que no figuran en los censos, para consolidar los; pero come asimismo, el artículo 13. señala los casos en que los ejidatarios perde rún los derechos que tiencn como miembros del núcleo de mida ción, entre los cuales figura. el de cometer. actos contra la colectividad. que orgiuen desorientación. desunión o deirorganimción. bay causas mil para enconar la lucha por la tierra, en todos los casos que tin fracciona miento legal altere el que las circunstancias, parcelas de las diferentes clases que baj que entregar a los ejidatarios, dos en algunos casos. una de terrenos de riego y otra de temporal. en superficies quebradas, mon tañdsas, con variados desniveles topográficos. etc. No son los suelos de México es pecialmcntc los ejidos hasta el presente dotados, extensiones uniformes. planas, don de el agrimensor pueda dividir con facilidad los lotes, dejando satisfccbas las pretensiones de los ejidatarios.
Adémás, para hacer una equitativa distribución de las parcelas, se impone clasifi car las tierras, no sujetarla a esas categorias arbitrarias de terrenos de primera, segunda tercera calidad, que empíricamente usan los agricultores. Se impone la necesidad de ¡efectuar estudios serológicos. uu a conocer las diversas series tipos de suelos en cada mua ejidal, que perm t anaprcciar sus condiciones de cultivo su productividad No de otra manera podrá realizarse el fraccionamiento acuciosa correctamente. como con toda razón lo quiere el Presidente Avila amacbo, sólo que en infinidad de ejidos se encontrará que, las parcelas, además de. in suficientes por su tamaño. lo serán por su calidad. coasolidando para siempre no la reforma agraria, sino el hambre y la miseria de los ejidatarios. Qué podra entonces ha ccrse para alcanzar la tranquilidad v el bienestar de la poblac. on rural?. No hay otro 1 ºlflººl( se consiste en que resta camino. otra equidad. en los casos en que la parcela no baste para emplear toda la ca. nacidad de trabajo de un ejidatario, que bus rar el sistema ya encontrado de formar mayores unidades en ellas. intensificar y me jurar los procedimientos de cultivo, para multiplicar la productividad. Ejidos hay donde las tierras llamadas cultivables son n csionantes pedregalcs. casi inaccesibles en los lugares montañosos, o suelos tan del. ttl05 como la suela de un lumrache. en los une aflora cl tepetate, o tan salitrosos co ¡no los del Lago de Texcoco. l DE FRA CCIÓNAM EXT. Serio nfilisimo pridcr conocer lo qu. cl Dc¡;urtnnurnto Agrario. I)llítf(lf10 cn los fraccionmnicntos cfcctttodos (L cl pre scnfc. calcular, siquiera con unro. r¡nmcián su costo total. Por desgracia, cs imposible determinav qué parte de los presupuestos ejercidos fue einplc ada en esta clase de trabajos. porque los gastos no se han contabili zado separando los conceptos, es decir, po i:na parte lo empleado en fraccionzir y. por la otra, lo gastado en realizar las dotacio idea delo que debe gastarse para fraccio nar, TODOS los ejidos en cl. más breve planes. Sin embargo, buj estimaciones que dan r. as (lstumbies, de. becho ban 1eabzado des no pomble. grosso. nudo. considerando dº ºllºº lºd necesario el plano de configuración, clasifi Lo anterior no significa que condenemos cación de suelos y el proyecto trazo del laufacnltad concedrdzt alas autoridades agro parcelamiénto, puede fijarse como minimo para llfilf sanciones; Pfll fl eliminar cuatro pesos por hectárea. Segúnrdatos ela. lº 103 Pi¡dº ºi 71 quienes combatan la unidad borados en el Dcpartameuto Agrario, han sij:os años, muy largos, para establecer en. donde pueden usar almsar de sus derechos. nar la superficie forestal dotada, que es de 511, 02? hs. El mismo Departamento Agra rio, ha obtenido un promedio de costo por irect:irca fraccionada, de 33. 16 para el lapso de 1915 1934 y de 52. 91 para el periodo de nexos. dcbera tenerse en cuenta: Definir, de acuerdo con los estudios agricola económicos y sociales que se practiquen, el mer jor sistema de explotación, vasea INDIVL DUAL o COLECTIVO, REFIKIENDO ES1935 1940, sin que en estos fraccionamientos se hara hecho una clasificación agrológica de los terreros de cultivo. TE ULTIMO: primero, en los ejidos que tengan cultivos que requieran proceso de in mrstrialización. para poner en el meicado, sus productos. que constituyan zonas agrig colas tributarias homogéneas de una indus Iria que exijan i1n ersioncssuperiores a laj capacidad económica individual de los ejida tarios: segundo, en las tierras laborables, que constituyan unidades de explotación iu fraccionables y que reclamen para su en. vo la intervencir nn dela colectividad de 1041 ejidatarios: y. tercero, en los ejidos donde. si se traccionaran las tierras laborables, re. sultaran parcelas menores. pie la UNIDAD; NORMAL DE DOTACION. Es evidente. irrefutable. que la intención?
del Código Agrario ha sido la de consolidar, definir e impulsar el desarrollo del sistema?
de trabajo en común de los ejidatarios Est to no es, como dijimos en artículo anteriovi un capricho o el deseo de experimentar ideas exóticas, procedimientos inadecuados a nuesí tro medio. Al contrario, la legislación sólo. com rom oa. mcc¡onwrewm a: LA we. no wwe mcc¡ouu¡sz ¡4 Años. aaaaoaoo , nooo, ooaoo Si se considera que el presupuesto del Departamento Agrario pura, el presente año es solo de 400, 000 que dificilmente en los próximos años podra aumentarse, resulta que dedicando totalmente esta cantidad se ciñe a hechos impuestos por una realidad económica, por la evolución del concepto de lo que debe ser va es el ejido, por el proj pósito revolucionario, reafirmado. de cam?
sólo al trabajo de par colar los ejidos hasbiar la estructura agraria del país. Ha pasado la época. está casi liquidado, en que la agril cultura ejercida en pequeñas propiedades de cultivo individual, personal de un camí pesino. su familia podia ser base de la economia de un país. Esta actividad, como todas las dermis, debe seguir el proceso de la industrialización y racionalización, na da más absurdo que sujetar la al sistema de la pequeña. de la minúscula jj mezquina par; cela ejidal. Exceptuando los casos singulares especiales de La laguna, dela Hacienda de La Llave el de Lombardía y Nueva Itaj lia (domledeberian ir los impugnadores del sistema colectivo en el trabajo, esos intelec nales como Vasconcelos que hablan de que el único incentivo del trabajo es la propie dad i1nlividnull. en los que el cultivo de la parcela aislada es IMPOSIBLE. hay razones mil pz 1ra apoyar tambiéu lalegislaciínl.
agrariavigcnte en otras zonas ejidales. Des, ta ahora dotados, se necesitarían diez lardefinitiva. lia tranquilidad en losycampos y llevar la confianza plena a los ejidatarios.
Pero no sólo es dinero y tiempo lo que hacc falta para abordar tamaña empresa. También carecen el Departamento Agrario y el pais. del personal de topógrafos agrólo. os necesarios para efcetuar esos trabajos Cuando la Comisión Nacional de lrrigacion (miso hacer mapas de suelos para las terrenos abarcados en los proyectos, tuvo necrsidad de traer de los Estados Unidos téc nicos que en México no había y, desde critonces, ha venido siendo formado el cuerpo de agrólogos entre los profesionistas salinos de la Escuela Nacional de Agricultura, que apenas basta para las necesidades de la citada Comisión. Pero aun sin realizar tan completa y técnicamente como fuerade désearse el parcelamieuto, los datos anterio 18 oturacron de los terrenos hasta el le. es sólo demuestran con irrefutable erideu V3Ptºm fº lºfs ºsqºhºº. ln 1nºl. ljll 10 todo el personal, todo e ntiemp0. cmde ute, su bencfr cro o unlustrralrzacrou, es todo el dinero de que dispone el Departa mas º? mf ºs mas ºflºill el trabajº. de ma mcnto Agrario, serian insuficientes para Ile º reudmuentos, cuando se realiza u var a cabo en el nnis breve plazo el frac º jººv maqumas mºd? lmº fl e no Pº. l ºi ºº s¡e ps ora nunca usar un campesino :uslado.;Ls Claro que no deben impºrtar los sacrifi» siembra lº j ºlººº ººtldºti f ml cios en dinero, cuando se trata de resolver. º flbfi. tº an º fv t ycniermedabien en definitiva un problema de utilidad dº. 1¿ºl de. lo. cultnos, lº podrán social. pero el parcelamiento inmediato de rcabzzuse fºrmº 19, ºº º3 adecuados dtodos los ejidos está muv lejos de satisfacer terrenos, El ¡1 de contunudad, para esa condición. Hemos señalado sus inconve motor mar procedmnentos. e vrtar despilnicncias, sus peligros. sus obstáéulos, pero fº º lº f ºl Y llllz l1 ill muxrmp. los elementos de trabajo.
mara en la mente de los ejidatarios esa per Ij hºi lº ºfºl el , niciosa idea de que la extensión que se les lº fl ººlºl, parcelas titula es una propiedad sin limitaciones. mº ºl ft la l3d normal dº dº 141010. es decisiva para aia mar que el parcelamieuto no procede en la mayoría de los casos. Las dotaciones de tierras, en una gran proporción, han sido hechas considerando parcelas menores que lo que el actual Có y. señalar. nuestro. digo Agrario designa como unidad normal tículo anterior que el actual Código Agrario de (lºii ºló crtnbtcrc. nc lo rplotaeión de las tierras lotwrublcs de los ejidos, podrá. ser indicidnnl o COLECTIVA según lo determine la economía agrícola ejidal. La fracción III de artículo 131 expresa, con toda claridad, que no se incluirán en los proyectos detracciou:tmienlo las extensiones superficiales quc formen una unidad de explotación infraccionnblv. reclamen para su cultivo la in ter vención colectiva de los ejidatarios. hlás adelante. el articulo 137 declara que el he cho de un( los cjidos se hallen fraccionados los vecinos posean titulos de usufructo de parcelas ejidales, no será obstáculo para que en cualquier época, de acuerdo con la me jor explotación agrícola económica de las tierras, unan todos sus elementos para for mar un sistema colectivo o cooperativo de prnducción Todavía más, el articulo 142 habla de concederla fusión de varios ejidós, cuauth losestndios técnicos que practiquen REQUISITOS LEGALES DEL RÁ( CIONAMIENTO.
EXTENSION ACTUALÁDE LAS PARCELAS.
pct¡¡uox, cn los primeros años, la ex tcn. ii;n de la parcela se calentaba teniendo en cuenta las necesidades de los campesi nos, y la traición a In reforma agraria, csi?
Iranor de dquuicinr la economía si se destruía el latifundio entregando las tierras a los campesinos o las componcndas con los hacendados. la venta de las resoluciones a su favor, el descarado chantaje que ha permitir de construir palacios en la ciudad de México a quienes. sin ningún escrúpulo, defrau dado las solicitudes: todo lo anterior pro; dnjo el resultado de que se dotavan simples retazos de parcela, una fracción mínima de las. peores tierras. Es necesario esperar a conocer los resultados del último Censo Ej. dal para conocer con cifras esta situación y la l)ireccºon de Organización Agraria o el Banco Nacional de Crédito Ejidal, wnsu ca so. comprueben que es conveniente pam la mejor organización de los ejidatarios y el mejor desarrollo de un plan de explotación agro pecuaria que beneficie la economiaéji del núcleo, a quienes siembran la discor do entregadas a los campesinos, hasta 1910, dal. Por último, el articulo 151 dice, que en cómo se ha modificado enlos últimos años, gracias a la entrega de las grandes iinidades de La Laguna, Mexicali, El Yaqui, Lombar dia y Nueva italia y Yucatan; pcro ¿los a7 los obtenidos en el fraccionamiento de los ejidos desde 1926 son los siguientes. 14 Pasa a la pág: 4)