Etiquetas:
Marxism
Sandinism
Stalinism
Trotskyism

Manifestación. espartaqulsta en Nueva. York. Por la revoluclón obrera en Centroamérica. general de las contribuciones por Keil. y tres líderes de la OST costarricense (Andrés. Rodrigo y Sara) lirmaron. junto con Keil un documento calificando el régimen de Castro de estado obrero burocratizado. Por un cambio en la posición sobre Cuba de la IV lntemacional. SWP IIDB, diciembre de 1978. Otra vez, a primera vista esta podría verse como un paso hacia la izquierda frente al apoyo político dado por el al trotskista inconsciente Fidel (que ahora ha extremado aun más con el panegírico. del SWF a Castro, campeón de la paz y amigo de los niños del mundo. Pero como señalamos en nuestro artículo. Por una revolución política en Cuba. Workers Vanguard No. 244, febrero de 1979) Keil et al. atacaban ¡al SW? desde la derecha, pronhnciándose en efecto por una posición consecuentemente socialdemócrata de oposición. a todo régimen estalinista. Concluimos: Sumen las posiciones del SWF FLT sobre China, Vietnam, Portugal y Angola y añadan la posición sobre Cuba de un estado obrero deformado y ¿cuál es el resultado? Un programa acabado de estalinofobia. Las posiciones abiertamente coiítrarrevolucionarias de la TLT OST sobre Nicaragua, que califican a la victoriosa segunda ofensiva de los sandinistas como una aventura. conlirman nítidamente nuestra conclusión anterior. el caso extraño de Fausto Amadot Estas cuestiones los temas más fundamentales para una perspectiva revolucionaria en los recientes acontecimientos importantes no son sino el pequeño cambio en los negocios de combinación y recombinación de las luchas fraccionales del Si hay cierta base para el bloque morenista lambertista: ambos son profundamente reformistas aunque hoy día se dan luces de izquierda en torno a Nicaragua. Además, está la oportunidad atractiva dada por la reciente ruptura de la DGI con los viejos opositores de Moreno en Argentina, el grupo Política Obrera (el. enemigo de mi enemigo es mi amigo, eté.)fPero quedan varios puntos problemáticos aun para estos oportunistas consumados. uno de éstos es el caso de Fausto Amador, ya conocido por nuestro lectores. Amador no simplemente rompió con el FSLN. Fue. entrevistado en la televisión somocista y habló a la prensa somocista, donde les urgió a los demás militantes. de la organización guerrillera que rindieran sus armas a cambio de la promesa de una amnistia por la ensangrentada dictadura dinástica. Por esto los líderes del FSLN le consideraron con justificación un traidor. Después como agregado cultural nicaragñense en Bruselas es decir, como un empleado de Somoza fue, según se informa, ganado a la perversión del trotskismo propagado por el Naturalmente esto causó cierta conmoción en Centroamérica donde el caso era bien conocido. Moreno al enterarse de esto fue el primero en plantear la cuestión dentro del En una reunión del comité central del PST colombiano en diciembre de 1977, el dirigente de la Fracción Bolchevique, Eugenio Greco, se quejó. Conocen el nombre que le dan en Europa alo que ha hecho. Fausto Amador? Le llaman colaboracionismo. Si ocurre una combinación de circunstancias muy probables: que cac Somoza; que el Frente Sandinista surge como un movimiento de gran prestigio debido a su lucha antidictatorial. El Frente Sandinista quizás diría: Quisiera que la IV Internacional nos explicara porqué Fausto Amador Arrieta está en sus lilas. y, señores, en ese momento será el in para el trotskismo en Centroamérica. SWP. DB, abril de l978 así pasó. Pero hoy dia el notorio Fausto Amador, un dirigente de la OST costarricense, es defendido por laTLT. y por sus nuevos aliados Moreno y Cía. La contrarresolu ción de la Fracción Bolchevique en la reunión del del 30 de septiembre defiende explícitamente a Amador contra sus acusadores, una dirección pequeñobufguesa ajena al movimiento trotskista. Los ataques a la integridad personal de dirigentes políticos han sido una norma triste y ruinosa de la izquierda latinoamericana, donde la mayoria de escisiones tienen su enfoque en acusaciones de dinero robado o cobardía y traición. En el caso de Fausto Amador los cargos han sido probados esencialmente por su propia confesión; y todavia permanece como un dirigente.
reconocido del Lo que se destruye por este hecho no es el trotskismo, sino las pretensiones revolucionarias de estos renegados del marxismo para quienes las manos de Fausto Amador no están sino un poco más manchadas que las de los demás.