Etiquetas:
Bolshevism
Communism
IV International
Kamenev
Lenin
Leninism
Marxism
Sandinism
Socialism
Soviet
Spartacist
Stalin
Stalinism
Trotsky
Trotskyism
Voroshílov

Lecturas de clase del Grupo Internacionalista 11 la familia del y por consiguiente sostienen que una declaración de trotskismo formal indica una voluntad subjetivamente revolucionaria. qué hay de los estalinistas brezhnevistas, maoístas y castristas que se declaran leninistas. Aquí tenemos pues deletreado para que ni los ciegos intencionales lo puedan ignorar: apoyo a ún gobierno de capitalistas contra sus adversarios de izquierdas, frentepopulismo explícito, advertencias en contra de asustar a la burguesía, un programa parlamentarista y un llamado a los imperialistas a ayudar. es decir ahorcar, la revolución.
Habiéndose lanzado este año en una campaña de adulación desenfrenada del régimen castrista de La HabanaJack Barnes, en un discurso conmemorando el vigésimo aniversario de la Revolución Cubana. caracterizó a Castro y Cía. como superiores a la dirección bolchevique, con la excepción de Lenin, Trotsky, Sverdlov, y gente como esa. el SWP trata a la Nicaragua sandinista como si ya se tratara de la segunda Cuba tan temida por Washington. siguiendo su propio precedente cubano al justificar su ataque por la espalda a los morenistas, Barnes claramente recuerda la negativa del SWP a defender a los trotskistas cubanos encarcelados por Castro. La tendencia espartaquista denunció esta represión estalinista y llamó la atención del público socialista al caso. Ver For Workers Political Revolution in Cuba. Workers Vanguard Nos. 223 y 224, 19 de enero y de febrero de 1979, y In Defense of the Cuban Trotskyists, Workers Vanguard No. 225, 16 de febrero de 1979, para la historia de la traición del SWP y el análisis trotskista del desarrollo de la Revolución Cubana. Sin embargo, en el momento en que el SWP se convirtió en abogado de la represión por Castro contra los trotskistas cubanos, una revolución social ya había ocurrido en la isla.
Joseph Hansen defendía a la dirección estalinista de un estado obrero burocráticamente deformado en contra de militantes que se reclamaban del comunismo y quienes reivindicaban que se abriera el camino hacia el socialismo mediante la internacionalización de la revolución y la implementación de la democracia soviética. En el presente caso, los aprendices de Hansen están encubriendo el flanco izquierdo de un gobierno que incluye a varios ministros capitalistas y que se ha comprometido a proteger las propiedades de la burguesía antisomocista. el SWP defiende este régimen contra todos los que intentan flanquear a los sandinistas desde la izquierda es decir, contra cualquiera que tiene la más mínima pretensión de movilizar a las masas trabajadoras alrededor de consignas que sobrepasan el programa democrático del derrocamiento de la dictadura de Somoza.
Asimismo, en una declaración de primera plana del Militant del 31 de agosto (traducido en Perspectiva Mundial del 24 de septiembre de 1979. el candidato del SWP para vice presidente, Matilde Zimmermann, alaba sin reservas al régimen del FSLN: Creemos que el gobierno sandinista que está tratando de poner a Nicaragua de pie está haciendo un buen trabajo. un artículo escrito desde Managua por Pedro Camejo, Sergio Rodriguez y Fred Murphy empieza con la afirmación categórica de que: La revolución socialista ha comenzado en Nicaragua (Perspectiva Mundial, de septiembre. Si es asi, entonces ¿porqué se necesita una vanguardia trotskista independiente? EI SWP se opone no sólo a los actos irresponsables de la Brigada Simón Bolívar tales como la movilización de obreros de Managua planteando sus reivindicaciones al régimen sandinista, sino también a la existencia de todo grupo de izquierda al exterior del FSLN, incluyendo la sección oficial del en Nicaragua.
De todos los artículos sobre la revolución sandinista que han salido en los órganos principales del ni uno llega siquiera a mencionar la Liga Marxista Revolucionaria. sección simpatizante de la Cuarta Internacional. De acuerdo con Camejo Rodríguez Murphy, El poder que existe hoy en Nicaragua es un poder revolucionario. esta alabanza no se debe confundir con alguna clase de apoyo crítico al FSLN. La fórmula clásica de tal política traicionera hacia el poder revolucionario burgués la suministro Stalin en marzo de 1917, antes del regreso de Lenin del exilio para presentar las Tesis de Abril con la consigna Todo el poder a los soviets. Los bolcheviques apoyarían al Gobierno Provisional, decía Pravda bajo la redacción de Stalin y Kamenev, en la medida en que este luche contra la reacción o la contrarrevolución. Pero el SWP de hoy es peor que el Stalin de 1917, porque estos incondicionales entusiastas del FSLN, proporcionan un cheque en blanco: La única manera como los socialistas revolucionarios de todo el mundo pueden ayudar al avance de la revolución nicaragüense es si reconocen las capacidades revolucionarias de esta dirección, si se identifican y unen sus fuerzas con ella en la lucha para defender y extender la revolución (Perspectiva Mundial, de septiembre de 1979. El apoyo de Stalin al Gobierno Provisional en 1917 anticipó su degeneración reformista de los años 30, cuando ataba los obreros a su enemigo de clase mediante la política del Frente Popular. es un sello del reformismo floreciente del SWP que hoy defiende abiertamente el frentepopulismo contra los críticos de izquierda. Sus artículos sobre Nicaragua virtualmente llaman a la revolución por etapas estalinista menchevique. Camejo y sus amigos reconocen que Los capitalistas y los que están decididos a defender sus intereses siguen siendo un factor en el gobierno. Pero esto no es criticado en ninguna parte, sino presentado como una mera concesión y acertada además. En la lucha contra Somoza los sandinistas trataron conscientemente de crear el frente más amplio posible, incluyendo a fuerzas burguesas opositoras de Somoza. Esa fue obviamente una política correcta, inteligente y revolucionaria. subrayado nuestro No se podría esperar aprobación más clara de la política traicionera del frente popular. Como decía León Trotsky después de la experiencia trágica de España y Francia de los años 30: No puede haber crimen más grave que la coalición con la burguesía en una época de revolución socialista. El trotskismo y el PSOP. julio de 1939. No sólo la política es igual a la de Stalin, hasta el lenguaje y las justificaciones son idénticos. Así, al polemizar contra el peligro presentado por las acciones provocadoras de la Brigada Simón Bolívar, el SWP dice que la dirección del FSLN debe hacer incursiones en el orden burgués, sin dar a los imperialistas pretextos fáciles para fomentar propaganda a favor de una intervención (Militant, 31 de agosto. No hemos visto esto ya alguna vez? En efecto. Fue la famosa carta de Stalin, Molotov y Voroshilov (del 21 de diciembre de 1936) al primer ministro español Largo Caballero explicando la necesidad de no asustar a la